Los ingredientes de la Cocina Japonesa


Los ingredientes de la Cocina Japonesa

A continuación os facilitamos un listado de los principales ingredientes de la cocina japonesa. En el Restaurante Way los encontraréis todos y muchos más! ¡Empecemos!

Wasabi – Raíz picante Japonesa:

De esta planta se ocupa sólo la raíz, que es verde, gruesa y larga. En occidente se encuentra en tubos de pasta preparada o en polvo. Este último se mezcla con agua para obtener una pasta espesa y moldeable. Se debe consumir inmediatamente después de preparado, ya que su fuerte sabor disminuye rápidamente en contacto con el aire.

 

Shoyu – Salsa de soja:

En una salsa salada hecha de porotos de soya. Se usa al cocinar y como acompañamiento. Mientras más oscuro es su color, más espesa es su consistencia y menor su contenido de sal. La soya japonesa es menos salada que la china y se fermenta en forma natural.

 

Gari – Picles de jengibre:

Este es el nombre que se da al jengibre cortado en finas lonjas y macerado en agua con sal, azúcar y vinagre blanco. El gari se usa para acompañar las distintas variaciones de sushi y sashimi, pues al comerlo entre bocados refresca el paladar.

 

Goma – Abula – Aceite de Sésamo:

Este aceite vegetal es el más tradicional en la cocina japonesa, aun cuando hoy se haya visto desplazado por nuevos aceites vegetales de soya, maíz u otros. Se produce con semillas blancas o tostadas, variando la intensidad de su color, aroma y sabor. Se utiliza tanto para freís y dorar como para aliñar ensaladas.

 

Sake – Vino de arroz:

El saké se hace con arroz japonés de grano corto y es una popular bebida en Japón. Para cocinar es importante elegir alguno que se identifique como “seco”, ya que esta característica y su distintivo sabor son lo que aminora el fuerte gusto de algunos platos de pescado, vacuno o cerdo.

 

Mirin – Vino dulce de arroz:

Es espeso y amarillo y da a las comidas un sabor dulce que contrarresta otros sabores más fuertes. También les agrega brillo, por lo que es un importante ingrediente en la mayoría de las salsas para dorar pescados o pollo.

 

Miso – Pasta de porotos de soya:

Hatcho-Miso, color chocolate, hecha de porotos de soya y sal. Se usa para la sopa miso.

Aka-Miso, color café oscuro, hecha con más porotos de soya que arroz. Se usa en sopas y en aliños para ensaladas.

Shiro-Miso, color café claro, hecha con más arroz que porotos de soya. Se us en sopas y en aliños para ensaladas.
Saiko-Miso, color amarillo pero se identifica como “miso blanco”. Es suavizada con caramelo de cebada. Se usa en aliños para ensaladas.

 

Masago – Huevos de pescado:

La cocina japonesa utiliza los huevos de pescado chicos así como los grandes, por ejemplos los huevos de salmon (ikura). Son una importante fuente de proteínas y aportan sabor y colorido a las comidas, especialmente a las preparaciones de sushi.

 

Komé – Arroz:

Aunque el mercado hoy día ofrece arroz japonés especial para hacer sushi, cualquier arroz común, de grano corto, puede usarse sin problema.

 

Toofu – Quesillo de porotos de soya:

La forma más común de toofu es su versión de textura y sabor más suaves, con la superficie y los lados brillantes (también se pueden comprar bolsas de toofu frito con las que se prepara inari-zushi). Se usa en sopas y platos cocidos, o fresco. Una vez abierto, debe dejarse refrigerado y cubierto de agua hasta por dos días.

 

Harushame – Tallarines de porotos de soya, arroz o harina de papas:

Estos tallarines se venden secos y se preparan remojándolos algunos minutos en agua hervida. Se pueden comer calientes en sopas o frios en ensaladas.

En el mercado también se encuentran como “tallarines vermicelli japoneses”.

 

Goma – Sésamo:

Existe sésamo blanco y negro. Las semillas balncas son las más utilizadas en la comida japonesa. Estas mismas se tuestan para usarlas con un sabor y colores más intensos. Ambos tipos sirven para decorar, como relleno en los rollos y como ingrediente en aliños para ensaladas.

 

Surimi – Kanikama o Sucedáneo de centolla:

El surimi es una creación japonesa elaborada con carnes de pescado y otros ingredientes naturales que son pasteurizados, prensados y congelados. Se vende listo para consumir, en palitos o bastones envueltos en film plástico. Se usa en la preparación de rollos de sushi, sopas o ensaladas.

 

Shoga – Jengibre:

Es una raíz gruesa y firme, con cáscara suave y delgada. Se utiliza rayada para decorar pescados blancos y para dar un toque de sabor en algunas salsas. En occidente también es común encontrarlo en polvo, pero no tiene la misma intensidad de sabor que el jengibre fresco.

 

Hondashi – Caldo de pescado en polvo:

Este ingrediente reemplaza los caldos de pescados líquidos (dashi) utilizados en la cocina japonesa, haciendo más rápido el proceso al cocinar. Se utiliza en pequeñas cantidades en sopas, salsas y aliños para ensaladas.

 

Yaki – Nori – Hojas de alga tostadas:

A estas horas de alga las llamaremos nori. Se utilizan enteras o en trozos para las distintas versiones de sushi y molidas para decorar y aderezar ensaladas. Deben comprarse en paquetes, todas del mismo tamaño y de color verde oscuro brillante. Las hojas deben estar bien secas, tener buen olor y ser suaves al tacto. Después de utilizar el nori debe sellar bien el paquete con las hojas que sobren y guardarlo en un lugar fresco.

 

Wakame – Alga seca:

Esta variedad de alga se encuentra en el mercado en forma de pequeños palitos secos. Debe remojarse en agua antes de usarla, para que expanda su tamaño y ablande su textura. Mientras está seca es de color negro intenso, y después de remojarla cambia a verde oscuro. Una vez remojada puede usarse fría en ensaladas o caliente en sopas.

 

Konbu – Alga seca:

Esta alga se comercializa en gruesas hojas secas, cubiertas por un polvo blanco. Se utiliza para dar sabor a ciertas preparaciones, como caldos de pescados o el aderezo del arroz para sushi. Se recomienda no lavar antes de usar, ya que disminuye la intensidad de su sabor.

 

Si habéis leído este artículo ¡ya sois unos auténticos expertos! :D

+ There are no comments

Add yours